La Policía reaviva en Twitter la polémica sobre la piratería

El Twitter de la Policía no deja indiferente desde su creación. Con muchas alabanzas por su servicio original, cercano y muchas veces ingenioso y divertido, en ocasiones también es el centro de la polémica. Bueno, Twitter es polémica, cada minuto, cada segundo, con cada frase, pero esta publicación traerá cola.

Y es que, acostumbrados a campañas donde las fuerzas del orden entran a tu casa por la ventana y te detienen cual atracador de bancos por bajar una película, ha sorprendido a muchos que “@policia” inste en la citada red social a actualizar los programas para que lo que descargues no te infecte en vez de decir que no descargues nada, que lo adquieras “legalmente”. Lo entrecomillamos porque por más que han creado polémicas (e incluso anticonstitucionales para muchos expertos) leyes nuevas para acabar con ello, descargar contenido en España sigue siendo legal. Otra cosa es subirlo y lucrarse con ello, que siempre ha sido ilegal, aunque a la par, complicado de demostrar.

El tweet no ha tardado en tener reacciones y seguro que las seguirá habiendo. No sabemos si será uno de esos casos que acabe en tweet borrado o rectificación, pero incluso gente de la industria cinematográfica como el director Roberto Pérez Toledo (que estrena film en unos días por cierto) se han hecho eco indignados.

Algunos defienden que sólo están informando de una vulnerabilidad y que bajar subtítulos no es ni legal ni moralmente reprochable. Otros, que esos subtítulos evidentemente son para películas o series que te has bajado de forma, dejémoslo en “alegal”.

En los últimos años ha crecido mucho la alternativa legal que ofrece mucho contenido a buen precio.  Muchos de tus amigos hablan de Netflix, Filmin, HBO… ¿pero cuantos lo gastan pagando la cuota? Los datos, de esta misma semana, son bastante pobres.

Jaume Ripoll, uno de los co-fundadores de Filmin, compartían dichos datos en su perfil, añadiendo “El 88% de hogares españoles siguen sin pagar por ver contenido online. ¿Cuál es la excusa ahora? ¿Falta de oferta? ¿Precio? ¿Educación?”

Cerrando el círculo y haciéndonos eco de una de las últimas reacciones mientras escribíamos estas líneas, a la citada plataforma, tampoco le ha sentado bien el tweet de la Policía.

Pocas declaraciones fueron y serán tan certeras como el discurso conciliador de Álex de la Iglesia en los Goya de 2011. Pero sigue quedando mucho camino, por todas las partes, desde parte de una industria que sigue pensando que Internet es el demonio (incluidas las plataformas legales), al amplio grupo de ciudadanos que cree en el “todo gratis”.

 

 


Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *