“Una de cal y otra de arena” ¿Cuál es la mala y cuál la buena?

Si hubiera una “lista de dichos de toda la vida” sin duda figuraría en posiciones altas del top la expresión “dar una de cal y una de arena”. ¿Y si os dijéramos que no hay buena ni mala y que llevamos usándolo equivocadamente durante generaciones?

La expresión se usa para referirnos a que nos han dado algo bueno algo malo. Como si tienes vacaciones pero resulta que coges gripe. Pero realmente viene de cuando en las construcciones se usaba cal y arena para unir los bloques de piedra y se necesitaba la mezcla de ambas, de cal y de arena. La cal era más costosa y algunos metían más arena, algo así como dar “gato por liebre” para ahorrar, cuando lo ideal era algo equilibrado. ¿Es la arena la mala entonces? Realmente no. La expresión no se refiere a que una es mala y una es buena, sino a que hacen falta ambas, en las mismas proporciones. Por tanto, que te den una de cal y una de arena, no es malo. Pero a estas alturas, difícil cambiar el dicho y sobre todo, el modo en el que lo usamos.

¿Te has quedado peor que antes o tienes otra explicación? Comparte y comenta con nosotros.


Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *